Cotiza con Nosotros

¿Qué son los aceros inoxidables austeníticos?

Los aceros austeníticos son aceros inoxidables no magnéticos que contienen altos niveles de cromo y níquel y bajos niveles de carbono. Conocidos por su conformabilidad y resistencia a la corrosión, los aceros austeníticos son el grado de acero inoxidable más utilizado.

Hoy vamos a contarte porqué.

Existen distintas familias de acero inoxidable. Aunque la resistencia a la corrosión del acero inoxidable proviene de la presencia de cromo, se agregan otros elementos para mejorar otras propiedades. Estos elementos alteran la microestructura del acero.

El acero inoxidable se agrupa en familias según su microestructura metalúrgica. La microestructura puede estar compuesta de las fases estables austenita o ferrita, una mezcla “dúplex” de estas dos, martensita o una estructura endurecida que contiene microconstituyentes precipitados.

Los aceros inoxidables austeníticos

El acero inoxidable austenítico contiene un mínimo de 16% de cromo y 6% de níquel. Van desde grados básicos como 304 hasta súper austeníticos como 904L y 6% de grados de molibdeno.

Al agregar elementos como molibdeno, titanio o cobre, las propiedades del acero pueden modificarse. Estas modificaciones pueden hacer que sea adecuado para aplicaciones de alta temperatura o aumentar su resistencia a la corrosión. La mayoría de los aceros se vuelven frágiles a bajas temperaturas, pero el níquel presente en el acero inoxidable austenítico lo hace adecuado para aplicaciones de baja temperatura o criogénicas.

El acero inoxidable austenítico es generalmente no magnético. No puede endurecerse mediante tratamiento térmico. El acero inoxidable austenítico se endurece rápidamente con el trabajo en frío. Aunque se endurecen, son los más fácilmente formados por el acero inoxidable.

Los principales elementos de aleación a veces se reflejan en el nombre del acero. Como un nombre común para acero inoxidable 304 es 18/8, para 18% de cromo y 8% de níquel.

Aplicaciones

Los aceros inoxidables austeníticos se utilizan en una amplia gama de aplicaciones, que incluyen:

  • Guarnición automotriz.
  • Utensilios de cocina.
  • Equipo de alimentos y bebidas.
  • Equipo industrial.

Aplicaciones por grado de acero

304 y 304L (grado estándar):

  • Tanques.
  • Recipientes de almacenamiento y tuberías para líquidos corrosivos.
  • Equipamiento minero, químico, criogénico, alimentario y farmacéutico.
  • Cuchillería.
  • Arquitectura.
  • Fregaderos.

309 y 310 (alto grado de cromo y níquel):

  • Hornos y componentes de convertidores catalíticos.

318 y 316L (grados de alto contenido de molibdeno):

  • Tanques de almacenamiento de productos químicos, recipientes a presión y tuberías.

321 y 316Ti (grados “estabilizados”):

  • Postquemadores.
  • Súper calentadores.
  • Compensadores.
  • Fuelles de expansión.

Serie 200 (grados bajos de níquel):

  • Lavavajillas y lavadoras.
  • Cubiertos y utensilios de cocina.
  • Tanques de agua internos.
  • Arquitectura interior y no estructural.
  • Equipo de alimentos y bebidas.
  • Partes automovilísticas.

Si buscas acero inoxidable de alta calidad para tu negocio o empresa, en AINOX contamos con acero 304, el mejor del mercado para aplicaciones institucionales e industriales. Visita nuestra página www.ainoxsas.com y conoce todos los productos, servicios y soluciones que tenemos para ofrecerte.