3 diferencias entre el acero inoxidable y el aluminio






3 diferencias entre el acero inoxidable y el aluminio


El acero inoxidable y el aluminio son utilizados en múltiples sectores industriales, sin embargo, cada material tiene propiedades particulares, que hacen que esas piezas sean más adecuadas para cada uso.


La diferencia entre el aluminio y el acero son múltiples las cuales debes tener muy en cuenta:

  • Material natural frente a una aleación: El aluminio es más común encontrarlo de forma natural, pero el acero inoxidable no es un material natural, este se obtiene de la mezcla de hierro manganeso, níquel, cobre y en algunos casos óxido de cromo. Esta combinación lo convierte muy resistente a la oxidación, esta es la propiedad más destacada.
  • Propiedades y versatilidad: La fuente del aluminio es la bauxita, que es un mineral que se muele hasta generar una pasta espesa que se le llama alúmina, se funde con criolita, convirtiéndolo en un metal suave, duradero, liviano y maleable.

Por otro lado, el acero es fuerte, duradero y flexible, esto se debe a la aleación del hierro y carbono, estos se funden eliminando las impurezas, generando el acero del carbono, que es la base para el inoxidable y el cromo-molibdeno.

  • Aplicaciones: el uso del acero inoxidable y el aluminio son muy habituales, tanto en la industria como en la vida cotidiana, sin embargo, varía la función de cada uno. El acero inoxidable lo encontramos en la refrigeración industrial, en la industria automotriz, naval y la alimentaria, también en el transporte, la construcción, infraestructuras y en aplicaciones sanitarias, farmacéuticas y químicas.

El aluminio también se encuentra en el transporte debido a su ligereza, esta es una de las razones por las cuales este material se ha reemplazado en las últimas décadas en la industria automotriz. Se usa también en la industria eléctrica, fabricación de maquinaria y herramientas. Pero siempre está presente en nuestro día a día, más que el acero, ya que es más fácil de trabajar.